Los científicos afirman que se pueden detectar signos de cáncer décadas antes del diagnóstico.

Los primeros signos de cáncer pueden aparecer años, o hasta décadas, antes del diagnóstico, según un grupo de casi 1300 investigadores de 37 países diferentes. Este importante hallazgo aumenta las esperanzas de nuevas pruebas que ayudarían a detectar la enfermedad mucho antes.

Uno de los mayores estudios internacionales sobre las causas del cáncer ha encontrado que las mutaciones genéticas que generan el cáncer comienzan a ocurrir mucho antes de que surjan otros signos o que la enfermedad se vuelva visible clínicamente.

Los investigadores creen que sus hallazgos podrían abrir las puertas a métodos más rápidos y efectivos de diagnóstico y tratamiento del cáncer.

El Dr. Lincoln Stein, del Instituto de Investigación del Cáncer de Ontario en Canadá, que también participó en la investigación, dijo: “Con el conocimiento que hemos adquirido sobre los orígenes y la evolución de los tumores, no sólo se podrán desarrollar nuevas herramientas y terapias para detectar el cáncer anticipadamente, sino también que se podrían desarrollar terapias más específicas y tratar a los pacientes con más éxito “.

Clemency Jolly, del Instituto Francis Crick y uno de los investigadores involucrados en la investigación, dijo: “Lo extraordinario es cómo algunos de los cambios genéticos parecen haber ocurrido muchos años antes del diagnóstico, mucho antes de cualquier otro signo de que se pueda desarrollar un cáncer, y tal vez incluso en tejido aparentemente normal “.

Un equipo internacional de investigadores, que incluía expertos del Reino Unido, analizó el material genético o genoma de los tumores. Su trabajo, como parte del proyecto global Pan-Cancer Analysis of Whole Genomes, implicó la creación del mapa más completo sobre genomas de cáncer completo hasta la fecha.

El equipo analizó y secuenciaron casi 2.700 genomas completos de muestras de cáncer y mapeó mutaciones en 38 tipos diferentes de tumores. Mientras que las células humanas sufren miles de millones de mutaciones, solo un pequeño número de ellas, llamadas mutaciones conductoras, dan lugar al cáncer.

Los investigadores observaron cuántas veces un solo cambio, o mutación del conductor, se había replicado y copiado a través de los cromosomas. Utilizando lo que describen como un “método de datación por carbono”, pudieron determinar el orden en que ocurrieron las mutaciones y el tiempo relativo entre ellas.

El equipo descubrió que estas mutaciones ocurrieron “particularmente temprano” en el cáncer de ovario, así como en dos tipos de tumores cerebrales, el glioblastoma y el meduloblastoma.

El Dr. Peter Van Loo, del Instituto Francis Crick y uno de los investigadores involucrados en el proyecto Pan-Cancer, dijo: “Hemos desarrollado las primeras líneas de tiempo de mutaciones genéticas en todo el espectro de tipos de cáncer.

“Para más de 30 cánceres, ahora sabemos qué cambios genéticos específicos es probable que ocurran y cuándo es probable que ocurran”. “Desbloquear estos patrones significa que ahora debería ser posible desarrollar nuevas pruebas de diagnóstico, que detectan signos de cáncer mucho antes”.

El análisis exhaustivo se detalla en seis artículos publicados en Nature y forma parte de una colección más amplia de 22 artículos publicados en otras revistas de Nature Research.

El profesor Peter Johnson, director clínico nacional para el cáncer del NHS, dijo: “La detección más temprana posible del cáncer sigue siendo la mejor oportunidad de sobrevivir a la enfermedad y un objetivo importante para el NHS a medida que entregamos nuestro plan a largo plazo.

“Encontrar formas de convertir investigaciones como esta en pruebas que podamos usar en la clínica podría revolucionar el cuándo y cómo diagnosticaremos el cáncer en el futuro.”

About the Author :

Leave a Comment

Abrir chat

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH