Virus del HPV y lesiones premalignas del cérvix

Infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) y lesiones pre- malignas del cérvix

¿Qué es el virus del HPV y como se transmite la infección por el HPV?

Las enfermedades pre-malignas del cérvix uterino son causadas por una infección de transmisión sexual: por el virus del papiloma humano (VPH).

De no ser diagnosticadas ni tratadas adecuadamente, dichas enfermedades pre-malignas pueden progresar a un cáncer de cérvix a lo largo de muchos años.

¿Cuáles son las principales características en reacción a la forma de contagio de la infección por el VPH?

Vías de contagio del virus del HPV

¿Cómo se realiza el diagnóstico de infección por VPH? La prueba para determinar el virus

Dicha prueba detecta la presencia en sangre del virus que causa las lesiones pre-malignas del cérvix o el cáncer de cérvix.

El virus del HPV es, en realidad, una familia de numerosos sub-tipos de virus (casi 200) que se clasifican en dos categorías:

Bajo riesgo: dos de los más frecuentes subtipos de HPV de bajo riesgo son el 6 y 11. Ellos causan verrugas genitales pero NO causan cáncer de cérvix.

Alto riesgo: dos de los más frecuentes subtipos de HPV de alto riesgo son el 16 y 18. Ellos sí pueden estimular el crecimiento descontrolado de las células cervicales y ocasionar lesiones pre-malignas y, posteriormente, cáncer.

¿Cómo se realiza el diagnóstico de las lesiones pre-malignas y del cáncer de cérvix?

Todas las mujeres que han mantenido relaciones sexuales, deberían acudir periódicamente al ginecólogo a partir de los 25 años para realizar pruebas con el objetivo de prevenir el cáncer femenino.

Entre ellas, la más importante es realizar la citología cervical para detectar lesiones pre-malignas o cáncer de cuello uterino en etapas muy iniciales.

Las lesiones pre-malignas son controlables, bien con el simple seguimiento (SIL BG), o con un pequeño tratamiento quirúrgico (SIL AG) de extirpación de la lesión del cérvix uterino (conización cervical). 

Actualmente se sabe que casi el 100% de las lesiones pre-malignas y del cáncer de cérvix son causadas por la infección por el VPH. 

¿Cuáles son los diferentes tipos de enfermedades pre-malignas?

La citología puede informar los siguientes resultados:

  • Normal
  • SIL de BG o lesión intra-epitelial de bajo grado: representa el inicio de las enfermedades pre-cáncer del cérvix
  • SIL de AG o lesión intra-epitelial de alto grado: significa la evolución de lo anterior y, sin un adecuado diagnóstico y tratamiento, podría progresar a cáncer de cérvix
  • ASCUS-AGUS: significa un resultado de la citología de significado incierto. Se debe repetir porque, generalmente los patólogos no pueden emitir ningún diagnóstico en base a la toma remitida.
  • Cáncer

¿Que hacer en caso de diagnosticar una enfermedad pre-maligna en la citología cervical? ¿Qué es una Colposcopia?

El paso siguiente es realizar una colposcopia. Esta consiste en un examen visual directo mediante un colposcopio para valorar la superficie del cuello uterino y vagina.

El colposcopio es una especie de microscopio que funciona como una lupa que aumenta la superficie del cérvix de 6 a 40 veces, permitiendo valorar diferentes lesiones a nivel del cérvix, y que son  imperceptibles al ojo humano.

El examen son molesta más que la toma de la citología cervical.

Colposcopia--Enfermeedades--Virus del HPV

¿Qué hacer si la colposcopia evidencia lesiones sospechosas? 

En caso que la colposcopia permita observar lesiones anormales en el cuello del útero, se debe realizar una biopsia dirigida.

La biopsia consiste en la toma de una pequeña porción de tejido para analizar mediante un estudio de anatomía patológica y así definir que tipo de lesión presenta ese órgano y pautar un posible tratamiento.

Las biopsias de cuello de útero o vagina son levemente dolorosas y se suelen realizar en la misma consulta. Se realizan mediante una pinza especial bajo guía colposcópica para ofrecer mayor precisión el sitio de la toma. 

Es indispensable realizarlas para conformar el diagnóstico ya que la biopsia cervical es más precisa. De esta forma, se podrá definir un plan de tratamiento acorde para cada paciente y para cada lesión en particular.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los factores de riesgo de adquirir el HPV?

  • El inicio de las relaciones sexuales a edades tempranas
  • Múltiples parejas sexuales
  • Edad: la mayor incidencia de éste cáncer se observa alrededor de los 40-50 años. Sin embargo, a edades más tempranas, son más frecuentes las lesiones pre-malignas que pueden generar un cáncer de cérvix a lo largo de la vida.
  • Fumar: el tabaco es un fuerte inmunodepresor. Su efecto se potencia aún más si la mujer tiene algún tipo de HPV en sangre.
  • Inmunodepresión: VIH (el virus que causa el SIDA), diabetes, trasplantes.
  • Anticonceptivos orales por largos períodos de tiempo (usualmente más de 5 años)
  • Tener 3 o más hijos

Si las mujeres tienen una de éstas enfermedades o condiciones, no quiere decir que vayan a tener infección por HPV o cáncer de cérvix en el futuro, sólo que es necesario comentarlo con su ginecólogo.

¿Cómo se hace el diagnóstico de HPV?

La infección por HPV no suele causar síntomas. Generalmente se diagnosticas al momento de realizar la citología cervical anual. En ciertos casos, algunas mujeres pueden presentar verrugas a nivel vulvar que pueden alertar a la mujer a consultar al especialista.

Abrir chat

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH