Los ganglios linfáticos se encuentran localizados entorno en las principales arterias y venas de nuestro cuerpo.

La linfadenectomía consiste en la extirpación quirúrgica de los ganglios linfáticos. En mujeres con cáncer de endometrio, cáncer de cérvix o cáncer de ovario, extirpamos los ganglios linfáticos de la pelvis o de la parte abdominal. Mientras que, en aquellas mujeres con cáncer de vulva, extirpamos los ganglios linfáticos de las ingles.

Actualmente, este procedimiento quirúrgico lo realizamos mediante una cirugía laparoscópica o robótica mini-invasiva en casi la totalidad de las pacientes que tengan indicación de una linfadenectomía con cáncer ginecológico.

Los ganglios linfáticos son pequeñas estructuras redondeadas de unos pocos milímetros localizados sobre las principales arterias y venas de nuestro cuerpo y que están rodeadas además de un tejido graso. Por eso, estas cirugías deben realizarse con muchísima precaución para no dañar tanto arterias y venas como los nervios y los diferentes órganos.

El tejido graso es donde se encuentran los ganglios linfáticos y como es de imaginar no se puede saber con exactitud cuántos ganglios se han extirpado hasta que los patólogos los separen del tejido graso que los rodea.

Además, después de esto lo analizan uno a uno para saber si cada uno de estos ganglios tiene una enfermedad tumoral. Se estima que cada persona tiene aproximadamente 10 ganglios en la región de la pelvis y unos 15 ganglios en la región abdominal.

Pero es verdad que esta cantidad de ganglios linfáticos puede variar de persona a persona. Por otro lado, para extirpar los ganglios linfáticos de la parte abdominal, realizamos también pequeñas incisiones de unos pocos milímetros, pero en la parte lateral izquierda del abdomen. Por allí accedemos a la región abdominal donde se encuentran las principales arterias y venas de nuestro cuerpo, es decir la arteria aorta y la vena cava. En torno a estos vasos sanguíneos es donde se encuentran los ganglios linfáticos de esta región abdominal.

En definitiva, hoy en día podemos realizar estás linfadenectomía mediante una cirugía laparoscópica o robótica min invasiva en casi la totalidad de las de las mujeres con un cáncer ginecológico que tengan una indicación de realizar este tipo de procedimientos.

Como han visto, son procedimientos de una extrema precisión por eso es importante que acudan a profesionales que tengan la adecuada preparación y entrenamiento en realizar este tipo de cirugías. Esto nos va a permitir saber con mayor precisión cuál es la real extensión de la enfermedad en cada una de nuestras pacientes y nos va a ayudar a decidir cuál es la mejor estrategia terapéutica en caso de que sea necesario después de la cirugía, para garantizar los mejores resultados oncológicos posibles en cada una de nuestras pacientes.

About the Author :

Leave a Comment

Abrir chat

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH