Cirugía de cáncer de útero

Cirugía de cáncer de útero

Histerectomía radical: se realiza en mujeres con cáncer de cérvix en etapas iniciales. La histerectomía radical consiste en extirpar el útero con parte de su tejido circundante (parametrio) cercano a la vejiga, al recto y a la pared de la pelvis. Este procedimiento va acompañado de la extirpación de los ganglios linfáticos de la pelvis (linfadenectomía pélvica). Éste es un procedimiento quirúrgico de alta complejidad que debe ser realizado por ginecólogos oncólogos con el suficiente entrenamiento quirúrgico para minimizar las complicaciones del procedimiento.

Los órganos de la pelvis, al igual que los demás órganos del cuerpo, están inervados por nervios autónomos. Esto significa que son nervios que nuestra conciencia no puede controlar y cuya función es controlar el vaciado rectal y vesical, así como también generar el orgasmo durante la relación sexual. Durante una histerectomía radical, al seccionar el tejido que rodea al útero, se suelen seccionar involuntariamente los nervios autónomos ya que son muy delicados. Sin embargo, mediante una técnica quirúrgica cuidadosa estos nervios pueden ser preservado, disminuyendo la posibilidad de complicaciones post-operatorias.

La histerectomía radical es un procedimiento que realizamos de forma rutinaria mediante cirugía laparoscópica mini-invasiva.

¿Cómo me tengo que preparar para la cirugía?

¿Cuánto tiempo tengo que estar ingresada?

Normalmente, en ausencias de complicaciones postoperatorias, el tiempo de hospitalización suele ser de un día. En algunos casos, las pacientes pueden ser dadas de alta el mismo día de la cirugía. 

Durante el ingreso, todas las pacientes serán vista por nosotros para asegurar la mejor y más rápida recuperación.

¿Es necesaria la restricción de movimientos tras la cirugía? 

Preguntas frecuentes

FAQ

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH