Miomas

Miomas: qué son, síntomas y tratamientos

miomas causas tratamiento Valencia

¿Qué son los miomas?

Los miomas son formaciones redondeadas y sólidas de naturaleza benigna, que se originan a partir de las fibras musculares de la pared uterina. Los miomas pueden ser únicos o múltiples y se generan a partir del estímulo hormonal. Por lo tanto, los miomas uterinos desaparecen tras la menopausia. Los miomas son muy frecuentes y pueden afectar hasta un 30 % de las mujeres entre 30 y 45 años.

Síntomas de los miomas

  • Sangrado menstrual abundante
  • Sangrado uterino fuera de la regla
  • Dolor pelviano crónico
  • Urgencia para orinar o defecar

¿Cómo se diagnostican los miomas?

El diagnóstico de los miomas uterinos se realiza mediante el examen físico y una ecografía ginecológica que realizamos en nuestra clínica en Valencia. La resonancia nuclear magnética suele ser útil en casos seleccionados para diferenciar el número y la localización exacta.

Tipos de miomas:

  1. Sub-serosos: Son los que crecen hacia afuera del útero. Suelen ser los de mayor tamaño pudiendo alcanzar, en raras ocasiones, hasta los 20 – 30 cm. Si bien la mayoría no suele causar síntomas, conforme van creciendo, pueden producir dificultad para la micción y/o defecación, o sensación de presión o malestar en la pelvis.
  2. Intra-murales: Son los que crecen dentro de la pared uterina. Suelen compartir muchas características de los miomas sub-serosos previamente mencionados. Sin embargo, el sangrado menstrual abundante suele ser uno de los síntomas clínicos más típicos para este tipo de miomas.
  3. Sub-mucosos: Son los que crecen hacia dentro de la cavidad uterina. En este caso, no suelen ser de gran tamaño (2-3 cm), pero pueden causar infertilidad o sangrado uterino fuera de la regla en algunas mujeres.

Mioma

Tratamiento de los miomas

La mayoría de los miomas no necesitan tratamiento. Sin embargo, si son de gran tamaño o causan síntomas que no ceden con tratamiento médico, los miomas requieren algún tipo de tratamiento específico.

Tratamiento médico de los miomas

  • Analgésicos: en caso que provoquen dolor
  • Anticonceptivos: en caso que los miomas provoquen sangrados menstruales muy abundantes.
    Pueden ser administrados por vía oral (anticonceptivos orales) o por vía local (DIU-MIRENA)
  • Hormona liberadora de gonadotrofina (GnRH): Actúa mediante la supresión transitoria (6 meses) de la producción endógena de estrógenos de la mujer. Se utiliza sólo en casos seleccionados.

¿Cuándo operar los miomas?

La necesidad de realizar una miomectomía depende de varios factores:

  • Edad de la paciente.
  • Síntomas y su severidad.
  • Deseos de futuras gestaciones.
  • Tamaño del/los miomas.

Existen dos formas de realizar una miomectomía:

  1. Cirugía tradicional o abierta.
  2. Cirugía mini-invasiva: Laparoscópica,  que es la que utilizamos en casi todas las mujeres que necesitan una miomectomía.

miomas uterinos

Miomas en el embarazo

Dado que los miomas se suelen diagnosticar en mujeres jóvenes, es posible que el diagnóstico se realice durante el control ecográfico del embarazo. En dicho caso, es muy importante individualizar cada caso ya que la inmensa mayoría de las mismas no necesitan de ningún tratamiento y pueden cursar su embarazo sin mayores inconvenientes.

La inmensa mayoría de las mismas no necesitan de ningún tratamiento y pueden cursar su embarazo sin mayores inconvenientes.

De todas formas, dado que los miomas crecen por el estímulo de estrógenos, y que éstos están muy elevados durante el embarazo, es posible que los miomas tiendan a crecer conforme avanza el embarazo. Por ello, es fundamental que, de la misma forma que se controla el crecimiento del bebe, también se controle ecográficamente la evolución de los miomas durante el embarazo.

Miomas: preguntas frecuentes

¿Qué síntomas pueden causar los miomas?

  • Sangrado menstrual abundante
  • Sangrado uterino fuera de la regla
  • Dolor pelviano crónico
  • Urgencia para orinar o defecar

¿Cómo se diagnostican los miomas?

El diagnóstico de los miomas uterinos se realiza mediante el examen físico y una ecografía ginecológica. La resonancia nuclear magnética suele ser útil en casos seleccionados para diferenciar el número y la localización exacta.

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH