Cáncer de endometrio

Cáncer de endometrio

¿Qué es el cáncer de útero-endometrio?

El cáncer es una enfermedad en la cual ciertas células del cuerpo crecen sin control. El útero (o matriz), cuya función es la de permitir el crecimiento embrionario-fetal durante el embarazo, está compuesto por tres capas. La capa interna se denomina endometrio y es lo que se desprende con cada ciclo menstrual en forma de sangrado durante la edad fértil de la mujer. La capa media se denomina miometrio y está formada por el músculo uterino propiamente dicho, es la capa más gruesa y es la que le da forma al órgano. Por último, la capa externa es una delgada cubre el órgano (peritoneo).

Se distinguen dos tipos principales de cáncer de útero:

  • los que se desarrollan a partir del endometrio que es el más frecuente
  • los que se originan a partir del miometrio o sarcomas de útero.

Prevención

¿Se puede detectar tempranamente el cáncer de endometrio? ¿Se pude prevenir?

No existen métodos efectivos de prevención o de diagnóstico precoz del cáncer de endometrio. El factor más importante es que las mujeres estén alertas de los síntomas que puede presentar y consultar lo antes posible con un ginecólogo para no demorar el diagnóstico y tratamiento. El principal síntoma es el sangrado genital tras la menopausia de las mujeres. El dolor pélvico u otros síntomas inespecíficos son muy raros en éste tipo de tumores. Así mismo, es importante mencionar que es muy frecuente realizar el diagnóstico en mujeres asintomáticas.

El cáncer de endometrio, en raros casos, se suele asociar a mutaciones de genes que pueden causar cáncer en otros órganos como el intestino. Esto se conoce como Síndrome de Lynch (Síndrome de cáncer colorectal hereditario no polipoide) y este es uno de los principales factores por el cual el manejo de las mujeres con cáncer de endometrio deben ser estudiadas y tratadas por profesionales con la suficiente preparación y conocimiento en dicha patología.

Es importante recordar que la citología no sirve para la detección temprana del cáncer de endometrio. Su función es detectar las lesiones pre-malignas del cérvix uterino o el cáncer de cérvix en etapas muy precoces.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el desarrollo del cáncer de endometrio?

La mayoría de los tumores de útero se diagnostican en mujeres cerca de la menopausia, ya sea algunos años antes o después. Cada año, se diagnostican es España unas 4.00 mujeres con cáncer de útero. Este es el cáncer ginecológico más frecuente y es la 3ª causa de cáncer más común entre las mujeres.

Si bien es difícil encontrar una causa específica del cáncer de endometrio. Estos son alguno de los principales factores que podrían aumentar el riesgo de padecerlo:

  • Edad: más del 90% de los tumores de endometrio ocurren en mujeres de más de 40 años
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Hipertensión
  • Tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia (sólo con estrógenos y sin progesterona)
  • Tamoxifeno: es un fármaco indicado en mujeres con ciertos tipos de cáncer de mama y que puede producir crecimiento continuo del endometrio.
  • Tener familiares con antecedentes de cáncer de útero, colon u ovario.

El hecho de tener alguno de los factores de riesgo anteriormente mencionados no significa que la mujer vaya a tener un cáncer de endometrio en el futuro, sólo que es necesario comentarlo con su ginecólogo.

¿Qué tengo que hacer para prevenir el cáncer de útero-endometrio?

Si bien no existen formas específicas de prevención del cáncer de útero, algunas de las siguientes medidas podrían ayudar a disminuir el riesgo:

  • Uso de anticonceptivos orales
  • Múltiples embarazos
  • Mantener una vida saludable y activa con una dieta sana, evitando la obesidad, diabetes e hipertensión.

Diagnóstico:

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de útero-endometrio?

Casi el 80% de las mujeres con cáncer de endometrio son diagnosticadas en etapas tempranas, y generalmente tras de la aparición de síntomas. Por eso es muy importante que las mujeres conozcan adecuadamente sus principales síntomas:

  • Sangrado genital anormal (el síntoma más frecuente): Este puede ocurrir durante la menopausia, o durante la edad fértil fuera del período menstrual.
  • Flujo vaginal anormal.
  • Dolor o sensación de presión en la región de la pelvis.
  • Cambios en el ritmo del hábito intestinal o de micción.

Si bien estos síntomas son originados también por otras causas, es importante que las mujeres que presenten alguno de ellos de forma persistente, acudan al ginecólogo.

¿Qué procedimientos pueden ayudar al diagnóstico del cáncer de endometrio?

Ecografía ginecológica: se realiza introduciendo una sonda vaginal para observar el útero con sus características, forma y tamaño. De esta forma, se puede la presencia de miomas, o pólipos en la cavidad uterina, y se puede determinar el grosor del endometrio (capa interna del útero). Éste último suele ser de gran ayuda para orientar los siguientes pasos diagnósticos.

Biopsia de endometrio: existen distintas maneras de tomar una biopsia de endometrio para que posteriormente la analice el patólogo:

  • A ciegas y en la consulta, mediante delgados dispositivos que se introducen en la cavidad uterina a través del cérvix uterino.
  • A ciegas y en quirófano: por medio de un legrado uterino. Es un procedimiento que requiere anestesia general pero que la paciente puede ser dada de alta en el mismo día del procedimiento que no suele durar más de 20 minutos.
  • Con visualización directa de la cavidad uterina en un quirófano: esto se lleva a cabo mediante una histeroscopia. Puede ser realizada con anestesia local o general. Es un procedimiento que no suele requerir ingreso hospitalario y es el más utilizado hoy en día por ser el método más fiable ya que permite la toma de la biopsia mirando las lesiones de mayor sospecha.

Tomografía axial computada (TAC): se realiza de rutina previo a cualquier tratamiento oncológico para determinar la extensión de la enfermedad fuera del órgano afectado: ganglios linfáticos, órganos abdominales o de la cavidad torácica. Se realiza habitualmente con contraste oral e intravenoso.

Resonancia magnética (RM): es un estudio complementario útil para el diagnóstico de la extensión local de la enfermedad.

Tratamiento:

¿Cómo se debe tratar el cáncer de útero-endometrio?

La decisión final del mejor tratamiento para caso en particular se basa en los siguientes factores:

  • El tamaño del tumor
  • La extensión de la enfermedad
  • Sus deseos de fertilidad futura
  • El estado general de salud
  • Las preferencias de la paciente

Estamos comprometidos con el desarrollo de técnicas quirúrgicas innovadoras para el tratamiento del cáncer ginecológico, incluyendo los tumores de útero. En éste sentido, la cirugía mini-invasiva laparoscópica representa el mejor ejemplo de desarrollo tecnológico para asegurar los mejores resultados quirúrgicos, minimizando las complicaciones postoperatorias.

Tratamiento quirúrgico

Actualmente estamos especialmente involucrados en ofrecer al pacientes las estrategias terapéuticas más efectivas y menos invasivas. El tratamiento quirúrgico suele representar la primera estrategia terapéutica del cáncer de útero-endometrio que podrá incluir alguno de los siguientes procedimientos:

  • Histerectomía: extirpación del útero incluyendo el cérvix.
  • Anexectomia bilateral: consiste en la extirpación de ambos ovarios y trompas (anejos uterinos).
  • Linfadenectomía pélvica y aórtica: extirpación de los ganglios linfáticos que rodean las principales arterias y venas del abdomen y de la pelvis.
  • Omentectomia: extirpación de un tejido graso unido al intestino grueso. Se reserva para tipos específicos de cáncer de endometrio.

Tras la cirugía, los patólogos revisarán detenidamente el material enviado para obtener un diagnóstico final y determinar la extensión real de la enfermedad. Seguidamente, todos la mejor opción terapéutica postoperatoria se toma teniendo en cuenta una serie de factores que incluyen:

  • Los hallazgos intra-operatorios
  • El resultado histológico final
  • Las condiciones generales de cada paciente
  • Las preferencias de la paciente y sus familiares

La decisión puede ser simplemente observación y seguimiento, o puede raramente incluir radioterapia y/o quimioterapia según cada caso en particular.

Seguimiento:

El período de seguimiento oncológico se inicia tras el tratamiento inicial del cáncer. Su principal objetivo es detectar tempranamente una posible recurrencia de la enfermedad.

Más allá de adoptar las normas de seguimiento más efectivas, también prestamos especial atención e interés en mantener y aumentar el nivel de calidad de vida de nuestras pacientes y lograr una rápida y efectiva re-inserción en la vida cotidiana como antes del diagnóstico de su cáncer.

Preguntas frecuentes

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH